citas-talleres

arbol_fondo

El Lenguaje Motivador
Como lenguaje motivador entendemos la capacidad de incentivar. Cuando se focaliza la atención en las fortalezas del niño para construir la confianza en sí mismo y su autoestima, se está incentivando. Esta capacidad de incentivar es una de las habilidades más importantes para mantener una buena relación con los niños, y con los que nos rodean. Un profesor que incentiva (y respeta), confía en que su alumno podrá llegar a ser responsable e independiente, que la evaluación interna es lo más importante, que puede aprender de los errores y que los esfuerzos y progresos son, incluso más importantes que los resultados.En esta tarea muchos adultos confunden el Incentivar con el Premiar o Alabar, sin embargo, existen diferencias importantes. La alabanza es un tipo de recompensa, se basa en la competitividad. De hecho, se otorga cuando se gana o se es el mejor.

Incentivar en cambio, es destacar su esfuerzo o progreso por pequeño que este sea. Se centra en los aciertos del niño y en la forma en que ellos contribuyen al bienestar de todos. El adulto que Incentiva o Alienta no está interesado en la comparación del niño con otros sino más bien, en que se acepte así mismo y desarrolle el coraje de enfrentar las tareas difíciles. Si creemos y respetamos a nuestros alumnos, ellos creerán en sí mismo y se respetarán.

La invitación es a participar en una charla taller de dos horas para revisar, motivar y adecuar actitudes y conductas personales.

 

Propósitos.88627071

Al finalizar esta charla taller, los participantes podrán:

-    Usar adecuada y efectivamente un lenguaje motivador.
-    Apoyar el desarrollo de los sentimientos de auto estima en sus alumnos.
-    Aprender un lenguaje alternativo a los métodos de motivación clásicos basados en los premios y 
     castigos.

  

Contenidos.

-     Presuposiciones básicas de la Programación Neuro Lingüística
-     Sociedad democrática y educación.
-     Los sentimientos de confianza y valía como base de la autonomía
-     Actitudes personales a revisar y actitudes personales a reforzar.
-     Alabar y Elogiar v/s Incentivar y alentar
-     El lenguaje especial para incentivar.