citas-talleres

arbol_fondo

Mi Hijo me Escucha , Una Autoridad Positiva

155298438TALLER PARA JUNIO DE 2016

¿El diario vivir con tus hijos podría ser mejor?
¿Tienes una imagen de cómo te gustaría que fuera?
¿Qué tan lejos o qué tan cerca estás de esa imagen?
El taller "Mi Hijo me Escucha" se ha impartido desde el 2003 con mucho éxito y buenos resultados entre las personas que han participado. Aprovecha esta oportunidad para participar!!!.

 

 Se desarrolla a través de 12 horas, para que los participantes tengan la oportunidad de aprender, practicar  y generar las habilidades necesarias para:

.
- Incentivar sentimientos de confianza en sus hijos.
- Aprender a escucharlos y aprender a hablarles.
- Utilizar un lenguaje de motivación
- Reconocer acercamientos más efectivos a los problemas como alternativa a los premios y castigos.
-.Aplicar un método de disciplina que desarrolle la autonomía y la responsabilidad habilidades absolutamente necesarias hoy en día.
-.Conocer algunos aportes de la Programación Neuro Lingüística, PNL, para facilitar nuestro propósito.
.

familia_comiendoComo verán, está dirigido a papás y mamás (de hijos hasta 12 años) con ganas de hacerlo mejor o tal vez de cambiar algunas cosas, y para todas aquellas personas que quieran transmitir estos contenidos y metodología, ciertamente diferentes a la que estamos clásicamente acostumbrados.

Te garantizamos que es la mejor inversión que puedes hacer para ti y los tuyos. El valor incluye las 12 horas de entrenamiento, una sesión de coaching individual y personal para hacer efectivo durante mayo o junio, un manual de trabajo y el infaltable coffee break. La inversión para todo esto es de $120.000 por persona con boleta para reembolso por 4 sesiones por considerarse una actividad grupal con resultados terapéuticos de cambios profundos

Aprovecha esta oportunidad y regálate algo que te va a servir para toda tu vida... ¡¡INSCRÍBETE!!!

Recuerda...los cupos son LIMITADOS.

Te esperamos
 
 
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
 
Mariel Marfil Rojas, Psicóloga, Coach Integral y Trainer en PNL
 
ALGUNOS TESTIMONIOS
3_hermanas.jpg"El taller es una excelente oportunidad de darse el tiempo para crecer como persona, familia y ayudar a nuestros hijos en sus distintas etapas de vida. Es bueno darse este tiempo y ... aprender, reflexionar, y sacarse las angustias propias de "lo estaré haciendo bien con mis hijos". Además..., nos permite compartir las experiencias con otros padres y darnos cuentas que casi todos pasamos por lo mismo y podemos mejorar"
Astrid Cepeda
.
 
Yo llegué a este taller con la idea de ser un “mejor padre” y de esta forma, hacer cualquier cosa con tal de conseguir la felicidad de mis cachorros, sin embargo aquí descubrí que las herramientas que antes mencioné son para compartirlas con ellos… Esto para que ellos crezcan sabiendo que hay cosas buenas y malas en la vida y son ellos los responsables de convivir con ellas y resolver cada situación, evidentemente ayudados por nosotros y no solucionarlos nosotros por ellos.
Personalmente puedo decir que es muy duro ver los errores que uno comete a diario con los niños sobretodo, de acuerdo a la crianza que uno tuvo sin embargo, es muy bello ver que después de varios intentos por aplicar lo aprendido… Finalmente, FUNCIONA!!!
Rodrigo Panes Spano
.
Cuando llegue al taller creí que solo yo tenía problemas de comunicación con mi hijo, me sentía perdida y cansada de tratar diferentes tecnicas. En el taller me sentí muy acompañada, todos estabamos en la misma!! Y por fin no era la única
Darse cuenta de los pequeños errores que había cometido toda la vida me ayudaron mucho a entenderlo y comprender que siente y porque se comporta así. Pequeños tips han ido cambiando nuestra relación. El y yo nos sentimos mucho más escuchados y comprendidos.
Pamela Barría
.
"La verdad es que ser mamá es lo más difícil que he hecho en la vida. Este taller me ayudó para  darme cuenta que muchas mujeres pasan por lo mismo que yo. Me gustó conocer a mujeres choras que viven su maternidad  como yo.
Trabajo día a día en aprender a funcionar con esta nueva forma de comunicarme. A veces lo logro, a veces me gana la rabia y el ego de mierda que todos tenemos adentro. Cada día es mejor, entiendo que les pasa, entiendo sus penas y  tengo herramientas para ayudarlos.
Como comentario, creo que es clave que los hombres se involucren porque se hace más fácil la pega y los niños lo entienden más rápido. Todos empezamos a hablar con sentimientos.
By the way.. sirve para la relación de pareja también . Es un nuevo idioma y respeta sólo sentimientos y emociones dejando de lado los egos , las relaciones de poder , las venganzas, etc. Gracias Mariel. "
Magdalena Contardo
 
" Quiero comenzar dándote las gracias, por  habernos invitado a Claudia y a mi . En primera instancia, la verdad es que no sabía con lo que me encontraría. No ha sido fácil, pero creo que todo lo que descubrimos esos días, todo lo que sufrimos, todo lo mal que nos sentimos al ver nuestros errores, todo lo bueno que sacamos a partir de eso y todo lo bien que hoy estamos, ha valido el esfuerzo invertido. Tenías razón, hay mucho tiempo para ser papás felices. En eso estamos ahora."
Gonzalo P.
 
"PAra mí fue una experiencia invaluable y se lo he recomendado a medio mundo, pero debo reconocer que aún me falta para poder practicar todo,  no siempre soy tan conciente del deber ser y se me salen las antiguas maneras.  Creo que es algo de por vida, es decir, siempre podremos mejorar nuestra relación con las personas que nos rodean, y siento que al menos ahora, luego del taller, tengo más herramientas a las cuales recurrir."
Catalina Chaigneau
 
 
Mariel: El taller ha cambiado no sólo la relación con mis hijos sino que con mi señora, amigos y todo mi entorno. A veces "reacciono" y no"actúo" como dices tu, pero por lo menos ya me doy cuenta y puedo hacer algo. Disfruto de mi familia y he dejado de gritar...definitivamente!!. Es curioso como el gran tiempo invertido (casi me atraganto cuando Vanessa me dice que eran 12 horas de taller)  valió la pena en toda su extensión. Gracias
 
Alfonso Cifuentes